UNCA

UNCA

27/04/2018

Mesa Panel y debate: Karl Marx y el Mayo del '68

Se llevó a cabo este miércoles en el Aula del Doctorado en Ciencias Humanas, ubicada en Rivadavia al 200, la Mesa Panel y debate público “Marx y el Mayo del ’68: Pensamiento crítico y acción transformadora como tarea/desafío de las ciencias sociales”.


Dos grandes acontecimientos sucedidos en el mes de mayo, uno personal y otro colectivo, marcaron el desencadenamiento de procesos sociales que impactarían y siguen impactando en las estructuras más sedimentadas del orden de dominación moderno. A 200 años del nacimiento de  Marx y a 50 años de la gran rebelión de 1968, estos sucesos y sus hondas repercusiones siguen interpelándonos no sólo en el plano del conocimiento, sino también en términos éticos e histórico-políticos.

Los doctores Elsa Ponce, Mirta Antonelli y Adrián Scribano fueron los disertantes en una sala colmada de interesados en  la temática y comprometidos con el involucramiento de la ciencia y la academia en temas como la crisis ambiental y energética.

“Este día nos encuentra conmemorando dos fechas; el bicentenario del nacimiento de Karl Marx  y el 50º aniversario del Mayo Francés. La idea no es  tanto hablar sobre el legado conceptual de la figura de Marx  y de la experiencia del Mayo Francés, sino pensar a la luz de estos  dos acontecimientos, cuál es el desafío de las ciencias sociales hoy, particularmente en nuestra región y el estado actual de nuestra  situación política. Intervenimos desde tres posturas gramáticamente distintas, para intentar contribuir a esta reflexión”, indicó la Dra. Elsa Ponce, docente de la facultad de Humanidades de la UNCA.

“Se han diversificado las formas de lucha contra el capitalismo, y la enorme pregunta que queda abierta es si es posible la resolución definitiva  de todas las miserias de la humanidad. En el contexto de los regímenes democráticos neoliberales, creo que no; y el camino que queda pendiente es re transitar las experiencias que han sido incipientes en el mundo del socialismo, y han dejado muchos interrogantes por resolver”, expresó Ponce.

“Apostamos a seguir pensando que  el mejor de los mundos  posibles es aquel que imaginó  Marx, aquel por el cual se movilizó la sociedad francesa en el ’68”, concluyó la académica.